Alfredo Simón. (Seth Wenig/AP)

ATLANTA - Los Rojos de Cincinnati no tocaron el tema sobre la demanda de una mujer que señala que fue agredida sexualmente por el lanzador Alfredo Simón.

"Creo que probablemente sólo mantendremos todo eso entre nosotros", dijo el manager de los Rojos Bryan Price el viernes al ser cuestionado sobre cómo procederá respecto al derecho dominicano. "Así es como lo manejaremos. Me parece que se trata más de un asunto en nuestra familia que algo que debamos discutir por fuera".

La mujer, identificada como Jane Doe --nombre legal ficticio para mantener su anonimato--, interpuso la demanda por 15 millones de dólares contra Simón el jueves en una Corte Superior del Distrito de Columbia. Ella asegura que el dominicano la agredió sexualmente en un hotel de Washington hace un año cuando los Rojos se encontraban en la ciudad para enfrentar a los Nacionales.

Simón (3-1) es tercero en la Liga Nacional con su efectividad de 1.30. Es quinto al permitir que la oposición le batee para .172.

Simón, de 32 años, lanzó sólo como relevista las últimas dos temporadas con Cincinnati y ha sido una grata sorpresa en la rotación de los Rojos esta campaña. Jugó para los Orioles de Baltimore en diferentes momentos de cuatro campañas de 2008 a 2011 antes de ser reclamado de waivers por los Rojos en 2012.

El lanzador fue encarcelado en la República Dominicana en 2011 bajo un cargo de homicidio involuntario, pero fue absuelto.

No está programado para lanzar por los Rojos en la serie de tres juegos ante los Bravos de Atlanta.

La televisora WMAR-TV en Baltimore obtuvo una copia del texto.

La demanda señala que en la noche del 27 de abril de 2013, la mujer de entonces 27 años y sus amigos fueron a un club nocturno, donde fueron abordados por un hombre que se identificó como el agente de Simón.

El hombre acompañó a la mujer a la mesa donde Simón y otro pelotero estaban sentados y los presentó, de acuerdo con la demanda.

La mujer y Simón abandonaron el lugar a las 2:30 de la mañana y viajaron en taxi al hotel donde se hospedaban los Rojos, indican los documentos de la corte, donde se establece que ella estaba intoxicada y por eso no podía dar su consentimiento para sostener relaciones sexuales.

La demanda indica que el jugador empezó a besar a la mujer, pero empezó a ponerse violento con ella, golpeándola en el estómago y jalándola del cabello.

Simón obligó luego a la mujer a tener relaciones sexuales, señala la demanda.

Después, la mujer salió de la habitación y regresó al club donde contó lo sucedido a su compañera de cuarto. Por la mañana acudió a un hospital donde se le practicó un examen para determinar si había sido víctima de una agresión sexual y reportó el ataque a la policía del Distrito de Columbia el 2 de mayo.