Aramis Ramírez. (AP)

FILADELFIA - El antesalista de los Cerveceros de Milwaukee, Aramis Ramírez, ha convertido un retraso en el arranque de los entrenamientos primaverales en un inicio encendido de la temporada regular.

Antes de irse de 5-0 en la victoria de los Cerveceros el martes sobre los Filis, el dominicano se había ido de 8-6 con corredores en posición de anotar. Se encuentra en el segundo lugar del equipo con seis remolcadas en lo que va de la temporada; sólo Ryan Braun, quien sonó tres jonrones el martes, tiene más.

"Soy cuarto bate. Por eso me pagan, por empujar carreras", dijo Ramírez. "No me pagan por dar sencillos porque se me haga difícil robarme la segunda base".

El corrido de bases se le ha vuelto particularmente difícil en esta etapa de su carrera. Ramírez, de 35 años de edad, se vio limitado en el 2013 por una lesión en la rodilla izquierda. Fue operado en enero para removerle un pólipo no canceroso del colon. Para entonces la rodilla había sanado, pero Ramírez se había atrasado mientras se recuperaba del procedimiento.

Ramírez llegó a la acción del miércoles bateando para .367.

"No me sorprende porque sé el tipo de bateador que es, pero sí me llama la atención porque tuvo una pretemporada más corta que los demás", dijo el manager de los Cerveceros, Ron Roenicke. "Dado que suele comenzar lento, me alegro de que esté poniendo buenos swings tan temprano. Entiende muy bien lo que necesita hacer. Ese tipo de muchachos es especial (porque) son pocos".

Expresó Ramírez: "Lo dije en antes. Me siento bastante bien. Siento que estoy casi donde debería estar. Ahora tengo que trabajar duro para mantenerme bien en mi juego - básicamente, para mantenerme saludable".

Eso requiere de más trabajo con las piernas de lo que Ramírez ha estado acostumbrado. El quisqueyano se ha estado concentrando en fortalecer la parte inferior del cuerpo a consecuencia de las dolencias que padeció en la rodilla izquierda el año pasado tras deslizarse en la segunda base durante un juego de pretemporada.

Aun cuando los entrenamientos de Ramírez se vieron abreviados por segundo año consecutivo, esta vez por la cirugía del colon, el veterano insiste en que no estaba preocupado.

"Me perdí algunos juegos en la pretemporada, pero los entrenamientos son muy largos", dijo Ramírez. "Como jugador de posición, tienes muchas oportunidades de prepararte para la temporada. Sabía que tenía mucho tiempo para alistarme para el Día Inaugural. Creo que hice buenos swings durante toda la pretemporada a pesar de que estuve fuera bastante y no entrené mucho en enero. Lo principal era estar en forma para jugar".

En el 2013, "Jugué en una sola pierna", afirmó Ramírez. "No me movía bien el año pasado. Eso es bien difícil. (Ahora) estoy saludable y espero mantenerme así".