Bronson Arroyo.

SCOTTSDALE, Ariz. - En la era de las cirugías Tommy John, el conteo de pitcheos que son monitorizados atentamente y límites estrictos de entradas, es bien raro encontrar a un lanzador que consistentemente puede lanzar 200 entradas o más cada temporada y permanecer saludable.

Más de 200 lanzadores fueron a la lista de incapacitados el año pasado, pero el nuevo lanzador de los Diamondbacks Bronson Arroyo no fue uno de ellos. El veterano de 37 años de edad nunca ha pasado un día en la lista de incapacitados durante su carrera en las Grandes Ligas, a pesar de lanzar casi 2,300 entradas durante 14 temporadas.

"Ahí es donde está mi ego," dioj Arroyo. "Todos queremos ganar juegos, quieres ponchar a los bateadores, quieres tener una efectividad buena. Pero al final para mí siempre ha sido --¿puedo regresar a la lomita cada quinto día?"

Arroyo precisamente ha hecho eso, lanzando en por lo menos 32 aperturas cada temporada durante las últimas nueve temporadas y a la misma vez nunca ha perdido una apertura debido a una lesión. También ha promediado más de seis entradas en cada apertura y 210 entradas por temporada desde el 2005. Luego de convertirse en un abridor a tiempo completo en el 2004, Arroyo tiene marca de 129-113 con EFE de 4.10 y un WHIP DE 1.27.

Desde que se unió a los Rojos de Cincinnati en el 2006, Arroyo ha liderado a los lanzadores de la Liga Nacional en aperturas (265) y victorias (105). - increíble para un jugador que se pensaba que sería un riesgo a las lesiones cuando era un prospecto.

"Yo era un muchacho flaco en las ligas menores y subí a las Grandes Ligas midiendo 6'4, 150 libras, y la gente no estaban seguro sobre mi durabilidad," dijo Arroyo.

El nativo de Florida le da todo el crédito a la suerte y genéticas por su hablidad en seguir libre de lesiones, pero también admite que el trabajo duro -adentro y fuera del terreno - es crucial.

"Mi consistencia en el montículo es una reflexión de mi consistencia de trabajo que hago antes de estar en el montículo," dijo Arroyo.

Eso incluye no perder un día de ejercicios, una diete estricta, dormir, y estar al día con los tipos de medicamentos y tratamientos que necesita. La suerte siempre es un factor, y Arroyo está consciente de lo bendecido que ha estado.

Arroyo cree que la durabilidad que muestra podrá ser una acto más común para otro jugadores en el futuro.

"La generación ante de mi en realidad no se cuidaban los cuerpos comparado a los jugadores de hoy," dijo Arroyo. "Pienso que veremos más y más jugadores poder sostenerse por largo tiempo, igual a mí, sin tener que ir a la lista de incapacitado.

Si es la suerte o perseverancia, la salud y consistencia de Arroyo fueron características que los D-backs deseaban en un abridor, especialmente luego que dos de sus lanzadores, que incluye a Daniel Hudson, se sometieron a la cirugía Tommy John la temporada pasada.

Arizona firmó a Arroyo a un contrato de dos años y $23.5 millones con una opción para el 2016 el 12 de febrero.

"Arroyo tiene mucha experiencia, tiene mucha sabiduría y ha pasado por muchas batallas," dijo el dirigente de los D-backs Kirk Gibson.

Arizona espera que la adición de Arroyo lo ayudará llevarlo de nuevo a la postemporada por primera vez desde el 2011 luego de terminar con marca de 81-81 las últimas dos temporadas.