Derek Holland (izq) y Jon Daniels

Si eres un directivo de una organización tan ambiciosa -- y con tan mala suerte -- como la de los Rangers, los buenos tiempos no duraron mucho.

Los gerentes generales hablan de lo mal que duermen la noche después de un desfile para celebrar un título de la Serie Mundial. No dejan de pensar en su roster del año siguiente, su presupuesto y los agentes libres y jugadores en el mercado para que las cosas salgan bien en otro año de muchos retos.

Jon Daniels desea descubir si es verdad. En dos ocasiones estuvo a un strike de levantar el trofeo de la Serie Mundial. Entonces, tal como el gerente general de los Tigres, Dave Dombrowski, Daniels continúa trabajando para llegar a la tierra prometida.

Reconociendo que su equipo perdió un poco de confianza, Daniels hizo dos enormes movimientos en esta temporada muerta. Se siente más optimista con su alineación, y es de entenderse. ¿Pero qué de su rotación?

El canje para adquirir a Prince Fielder y la contratación de Shin-Soo Choo por US$130 millones rápidamente se convirtieron en cosa del pasado cuando el mejor amigo del hombre tropezó a Derek Holland en las escaleras de su hogar.

No importa lo mucho que Daniels y Holland traten de minimizarlo. La realidad es que uno de las gerencias en las Grandes Ligas enfrenta otra crisis -- como fue el caso después de la partida de Josh Hamilton antes de la temporada del 2013 y de C.J. Wilson el año anterior. Así fue también cuando los Rangers trataron de conseguir profundidad en su pitcheo antes de la fecha límite de cambios en los dos últimos años.

Holland, quien encabezó el cuerpo monticular con 213 episodios la campaña pasada, se sometió a una cirugía en la rodilla izquierda para reparar un cartílago desgarrado. Estará fuera de acción al menos hasta la pausa del Juego de Estrellas y eso es mucho tiempo cuando cuentan con solamente un abridor más que podría lanzar 200 entradas.

A continuación los capítulos que los abridores de Texas tiraron en el 2013: Yu Darvish, 209; el venezolano Martín Pérez, 124 1/3; el dominicano Alexi Ogando, 104 1/3; Nick Tepesch, 93; Matt Harrison, 10 2/3; y Colby Lewis, cero.

Pérez fue consistente en su temporada de novato, Harrison ha dado señales que se sigue recuperando de tres operaciones en la espalda el año pasado y Ogando (en la lista de lesionados tres veces en el 2013) luce listo para aguantar una carga pesada -- aunque nunca lo ha hecho. ¿Pero podrán los Rangers contar con tres o cuatro de ellos hasta que regrese Holland? De hecho, ¿cuánto podrá dar Holland cuando vuelva al club tras una cirugía tan seria?

Daniels tiene que agregar a otro abridor.

Por supuesto, esto puede ser un problema que Masahiro Tanaka podría solucionar. Pero está por verse si los dueños de Texas se comprometen a hacer otra gran inversión tras los contratos de Fielder y Choo.

Daniels cedió una selección del draft amateur para agregar a Choo y parece que no está inclinado a dar otra por el dominicano Ervin Santana ni su compatriota Ubaldo Jiménez, pero las circunstancias lo harían cambiar de opinión. Este también sería el caso si no está dispuesto a sacar más piezas de su grupo de prospectos para realizar un cambio por David Price o Jeff Samardzija.

Durante todo el invierno los Cerveceros han tratado de convecer a los Rangers a que cambien a Mitch Morland, quien le entregará su puesto de inicialista a Fielder en Texas. Pero Daniels pretende darle 400 turnos a Moreland como bateador designado y no quiere que le suceda lo mismo que cuando envió a Chris Davis a los Orioles. Pero una transacción que incluya al mexicano Yovani Gallardo o Kyle Lohse a cambio de Morland llamaría más la atención ahora, ante la nueva situación.

Daniels no uno de los mejores directivos en la Gran Carpa por su capacidad de esperar que llegue la mejor oportunidad. En vez de eso, él y sus asistentes crean alternativas hasta que encuentran la mejor, y Holland los ha obligado a buscar la manera de llenar un vacío.

Todos estarán a la expectativa de cómo se resolverá esta situación.