Los muñecos "cabeza loca" con la imagen de Mariano Rivera no llegaron a tiempo para la repartición el martes. (Kathy Willens/AP)

NUEVA YORK -- Algunos aficionados de los Yanquis recibirán una entrada gratis a un juego del equipo en casa para el año próximo como compensación por la demora en la entrega del muñeco con cabeza bamboleante a imagen de Mariano Rivera.

Un día después de que la entrega tardía de los figurines del estelar cerrador panameño ocasionó caos en el Yankee Stadium, el equipo anunció que cualquier aficionado con un boleto para el juego del martes por la noche puede obtener una entrada gratis para un partido del próximo año, con excepción del juego inaugural de la campaña y el día dedicado a los jugadores de antaño.

Debido a un problema en la transportación, los muñecos de cabeza con resorte no llegaron al estadio hasta la tercera entrada del juego contra los Rays de Tampa Bay. Los primeros 18.000 aficionados iban a recibir un muñeco, pero en lugar de ello recibieron cupones de canje. Cuando finalmente llegaron las figuras, los aficionados hicieron largas filas para recibirlas.

Rivera escuchó sobre el lío en el camerino a través de la transmisión por televisión y llamó para pedir información al respecto.

"Fue asombroso. Mostraron una vista del exterior. Dios mío, había miles de personas ahí", comentó el cerrador dueño del récord de más salvamentos en las Grandes Ligas.

Un camión que transportaba los muñecos se descompuso en Nueva Jersey.

"Aunque una serie de circunstancias más allá de nuestro control ayudó a retrasar la distribución del artículo promocional de anoche, el hecho es que nuestros aficionados fueron incomodados", dijo Lonn Trost, director de operaciones de los Yanquis. "No importa la razón, sólo que lo fueron", agregó.

Rivera, en la recta final de una carrera de 19 años, también tuvo tiempo para reitera que su retiro es definitivo.

"En eso no hay marcha atrás, ni reversa", dijo Rivera en una rueda de prensa con medios en español. "No hay más. Se acabó la gasolina. Ellos mismos (los Yanquis) retiraron el número (42).