Robinson Canó. (AP)

Junto a Nap Lajoie, Eddie Collins y Craig Biggio, el panameño Rod Carew es uno de cuatro ligamayorista en la historia en jugar por lo menos 1,000 juegos en la intermedia y conectar al menos 3,000 hits de por vida.

Debutando como un joven de 21 años de edad el abril de 1967, Carew acumuló 150 imparables (rumbo al premio a Novato del Año de la Liga Americana) en ese primer año. Para el final de 1976 (cuando tenía 30 años), el istmeño tenía 1,658 hits por los Mellizos de Minnesota.

En el 2005, otro segunda base con las iniciales R.C. hizo su debut de Grandes Ligas (a los 22 años) y conectó 155 indiscutibles en su primera temporada. Robinson Canó-ahora a sus 30 años-llegó al miércoles con 1,603 hits y, faltando 37 partidos de los Yankees en la presente campaña, el dominicano podría acercarse al total de Carew para el final de 1976.

El martes, en el primer juego de una doble-jornada de Nueva York ante los Azulejos de Toront, Canó dio doble, dos sencillos y el cuadrangular número 200 de su carrera, además de empujar cuatro vueltas. En el segundo encuentro, el quisqueyano agregó par de sencillos.

Entre todos los jugadores de Grandes Ligas que han estado en la segunda almohadilla al menos para el 75% de sus partidos en sus primeras nueve temporadas, Canó es uno de tres que han llegado a los 200 jonrones para el final de ese noveno año. Los otros son Dan Uggla (230) y Joe Gordon (214).

Entre todos los ligamayoristas en sentido general en sus primeras nueve campañas, Canó es uno de solamente tres que han dado al menos 200 vuelacercas y 350 dobles. El dominicano Albert Pujols conectó 366 bambinazos con 387 dobles, mientras que Todd Helton tuvo 271 cuadrangulares con 373 tubeyes.

Hasta ahora Canó lleva 359 extrabases, empatado ahora mismo con Eddie Mathews por el 23er lugar para un jugador en sus primeras nueve temporadas. El dominicano está en el puesto número 21 en total de bases alcanzadas y el número 18 en hits. En el departamento de imparables, está enter Hugh Duffy (1,607) y Ty Cobb (1,600).