Robinson Canó.

NUEVA YORK - Miguel Cabrera, una respuesta clara y contundente.

Robinson Canó no lo pensó dos veces al referirse al gran tercera base venezolano de los Tigres de Detroit, a la hora de preguntársele qué pelotero sería el elegido por él de tener la oportunidad de sumar un jugador de otro equipo a los Yankees de Nueva York.

Que regresen los peloteros que tienen los Yankees en la lista de lesionados, respondió el gran segunda base de la tierra del merengue, a una pregunta de la necesidad inmediata de su equipo para la segunda mitad de la temporada.

Le preguntaban por Twit, lo hacían a través del video. Las interrogantes le venían de todas partes, desde Azua, República Dominicana hasta una simpática niña de Minnesota que confiesa ser gran aficionada de los Yankees.

La conversación del estelar dominicano con la fanaticada o #chattingcage, un proyecto hecho realidad horas antes del Derby de Jonrones desde los estudios de mlb.com en el corazón de Manhattan, fue todo un éxito patrocinado por Edward Jones.

Ataviado con un traje negro y corbata azul, Canó acudió a la cita con la amplia sonrisa que lo caracteriza, recibiendo la bienvenida del conductor del programa, Félix DeJesús.

Las preguntas se produjeron tanto en ingles como en español. Canó las escuchaba atentamente y de inmediato las contestaba.

"Es un orgullo representar a todos los latinos en el Derby de Jonrones y el Juego de las Estrellas", contestó por Video a un aficionado de La Gran Manzana.

"La meta es ganarlo [el Derby de Jonrones], pero hay muchos peloteros con gran talento", le dijo a un aficionado de Azua.

No faltaba quién deseaba saber cómo bateaba cuando tenía dos strikes o por qué usaba el #24.

"Nice shirt (bonita camisa)", comentó con una sonrisa Canó, al ver que uno de los que le llamaban por Video usaba una camiseta de los Yankees.

Todo se desarrolló dentro de un clima de cordialidad y orden.

Uno se fue un poquito más allá de las fronteras de lo que debía habérsele preguntado al interesarse por un posible nuevo contrato con los Yankees. Canó contestó con amabilidad, haciendo énfasis en que de ese tema no se hablaría por ahora.

El sistema de preguntas y respuestas, con la ayuda de los más modernos sistemas de la tecnología, coordinados por todo un equipo de productores, coordinadores, camarógrafos de MLB.com y todo lo que hace falta para llevar a cabo un programa tan ambicioso, se desarrolló en unos 20 minutos.

Y fue todo un éxito, gracias a la masiva participación popular y la cortesía de Canó al abrirse con tanta amabilidad a la enorme legión de aficionados que le siguen en muchas regiones del planeta.