LA HABANA - En un nuevo paso del coqueteo de Cuba con el deporte rentado, tres estelares peloteros cubanos fueron autorizados a fichar con los Piratas de Campeche, equipo de la liga profesional de béisbol de México, convirtiéndose en los jugadores en activo en la isla a los que se le permite sumarse a un club profesional.

Los jardineros Alfredo Despaigne y Yordanis Samón, además del tercera base Michel Enríquez, jugarán en México hasta agosto y después se incorporarán a sus respectivos nóminas en la isla.

Despaigne fue integrante de la selección que en marzo pasado disputó la tercera edición del Clásico Mundial y junto a Samón juegan con el Granma de la liga cuba. Enríquez jugó previamente con el equipo nacional y actualmente es el capitán de Isla de la Juventud.

"Estas inclusiones son una parte de la estrategia probada para el desarrollo del deporte pasión en la isla", reza una nota publicada por el sitio digital Jit, publicación oficial del Instituto Cubano de Deportes.

Los tres fueron seleccionados tomando en cuenta "la disciplina, entrega y aporte a sus respectivos equipos en el campeonato cubano" que finalizó el martes, según Jit.

Hasta la fecha ningún pelotero cubano en activo en la isla había sido autorizado a integrar un equipo profesional de otro país.

Algunos fueron autorizados a hacerlo pero cuando ya se habían retirado del deporte activo en la isla.

El primero fue el legendario antesalista Omar Linares, quien jugó con los Dragones de Chunichi de Japón entre 2002 y 2004. En tanto, el estelar lanzador Pedro Luis Lazo jugó con los Piratas de Campeche el pasado año, pero después de colgar el guante en la isla.

El comunicado de la Federación cubana de béisbol difundido por Jit llegó unos días después de que Cuba anunció su regreso a la Serie del Caribe de este deporte en febrero del próximo año, después de 53 años de ausencia.

Despaigne tiene 27 años y es el máximo jonronero de la isla, con un récord de 36 cuadrangulares en una temporada. En la pasada temporada bateó para .345 y conectó 11 cuadrangulares. Samón, de 31 años, bateó para .285 y conectó siete bambinazos.

Enríquez, de 33 años, terminó esta temporada con promedio de .280, pero en 15 temporadas con Isla de la Juventud acumula .367 de promedio, el segundo mejor de por vida para un pelotero cubano detrás de Omar Linares (.368 en 20 temporadas).

De acuerdo a Jit, el fichaje de estos tres jugadores con los Piratas de Campeche es parte de una colaboración entre la Federación Cubana de Béisbol y la organización de ese equipo mexicano, pero no entró en detalles sobre el acuerdo.

Hace unas semanas las autoridades deportivas de la isla informaron de la participación del elenco de Cuba de boxeo integrado por sus campeones olímpicos y mundiales, a la Serie Mundial de Boxeo, torneo semiprofesional de la Asociación Internacional de Boxeo Amateur.

Dos años después del triunfo de la Revolución cubana en 1959, encabezada por Fidel Castro, el deporte profesional en la isla fue abolido.

En la actualidad son varios los cubanos que brillan en el deporte rentado. En béisbol están los ejemplos de Yasiel Puig, Aroldis Chapman y Yoenis Céspedes; en boxeo, Guillermo Rigondeaux, Yuriorkis Gamboa y YanYan Barthelemy. Todos ellos desertaron de la isla para probar suerte en el profesionalismo.