ST. PETERSBURG, Florida, EE.UU. -- El pitcher J.A. Happ de los Azulejos de Toronto fue dado de alta el miércoles de un hospital en la Florida tras haber sido golpeado la víspera en la cabeza por una línea.

En un comunicado, el Centro Médico Bayfront indicó que Happ fue dado de alta tras ser declarado en buena condición física. El pitcher fue trasladado allí el martes por la noche luego de ser golpeado en el lado izquierdo de la cabeza por una línea de Desmond Jennings en el segundo inning del partido que Toronto ganó 6-4 a los Rays de Tampa Bay.

Los Azulejos habían indicado antes que Happ se encontraba receptivo y bien luego de sufrir un moretón en la cabeza y una laceración en la oreja izquierda.

"Estoy de buen ánimo", afirmó Happ en una declaración difundida por el hospital. "Definitivamente aprecio el apoyo de la comunidad del béisbol. Ha sido abrumador, los mensajes y las palabras amables que he estado recibiendo. Sólo quiero agradecer a todos por eso y espero estar pronto de vuelta por allá".

La preocupante lesión de Happ en el Tropicana Field impresionó a los peloteros de ambos equipos y reavivó interrogantes en torno a si las Grandes Ligas están haciendo lo suficiente para proteger a los pitchers, los cuales suelen encontrarse en el camino de los batazos.

El serpentinero elevó su guante frente al rostro lo más rápido que pudo en un intento fútil de protegerse de la pelota que se dirigía a su sien, pero fue demasiado tarde. El desagradable sonido del golpe contra su cráneo pudo escucharse hasta el área de prensa. Y luego siguió un profundo silencio.

El zurdo fue retirado del diamante sobre una camilla.

Los gerentes generales de los equipos analizaron el asunto del riesgo que corren los pitchers durante sus reuniones anuales en noviembre. Unas semanas después, las Grandes Ligas presentaron varias ideas en las reuniones invernales.

Autoridades del béisbol han dicho que un forro dentro de la gorra hecho de kevlar --el material empleado en los chalecos antibalas de las fuerzas armadas, las agencias policiales y los jugadores del fútbol americano-- está entre las ideas que se sopesan.

"Estamos reuniéndonos activamente con una serie de compañías que intentan desarrollar un producto (para los pitchers), y hemos revisado los resultados de las pruebas de varios productos", dijo Pat Courtney, portavoz de las Grandes Ligas, a The Associated Press en un correo electrónico después de que Happ se lesionó.

"Algunos de los productos son prometedores. Ninguna compañía ha desarrollado aún un producto que haya satisfecho los criterios de las pruebas", agregó.