Clay Buchholz. (AP)

TORONTO - Clay Buchholz y Junichi Tazawa, lanzadores de los Medias Rojas, fueron acusados por dos comentaristas de las transmisiones de los Azulejos de utilizar una bola ensalivada.

En radio y televisión, respectivamente, los comentaristas Dirk Hayhurst y Jack Morris alegaron que Buchholz puso alguna sustancia en su antebrazo el miércoles y que hizo lo mismo Tazawa el jueves.

"Pues, parece que (Tazawa) tiene algo en su antebrazo también", dijo Morris el jueves durante la victoria de los Medias Rojas sobre los Azulejos el jueves.

En una entrevista con ESPN.com, Morris acusó a Buchholz de tirar una bola ensalivada el miércoles.

"Lo supe porque los muchachos encargados del video me lo enseñaron justo después del juego", dijo Morris. "No lo vi durante el partido. No lo enseñaron y dijeron, '¿Qué opinas de esto?' y dije, "Pues está tirando una bola ensalivada. Eso es lo que es."

De su parte, varios jugadores de los Medias Rojas negaron las acusaciones.

"Vi a (J.A.) Happ toda la noche tocarse el antebrazo. ¿Está haciendo algo", dijo el receptor de Boston, Jarrod Saltalamacchia, refiriéndose al abridor de Toronto. "No creo que sea correcto que ellos señalen a uno o dos muchachos."

Reaccionó de la siguiente manera el manager de los Medias Rojas, John Farrell. "Me molesta sobre manera. Cuando alguien hace una acusación, en este caso de hacer trampa, por algo que vieron en televisión-pues tenía resina en el brazo.

"He visto las fotos y son falsas", continuó. "El hecho es que (Buchholz) tiene 6-0, ha lanzado con todo y ahora la gente lo acusa de hacer trampa. Sin fundamentos."

Ni el manager John Gibbons ni sus jugadores hicieron acusación alguna en torno a los pitchers de Boston.

"No vi nada, y si lo estaba haciendo, no perdimos el juego por eso", dijo Gibbons. "Esas cosas pasan probablemente desde que empezó el béisbol. No creo que sea nada inusual, pero no afectó el partido. En realidad no sé si se hizo o no."

Buchholz, con 6-0 y efectividad de 1.01, dijo que se pone resina en el brazo y no lucía alterado por las acusaciones.

"Me pongo un poco de agua en la cadera porque a veces las bolas que te tiran se sienten como bolas de billar", dijo Buchholz. "Hay que hallar la manera de tener un buen agarre. Definitivamente, no tenía nada indebido en el brazo."