Miguel Cabrera. (Andres Leighton/AP)

SAN JUAN, Puerto Rico -- Los bates venezolanos despertaron muy tarde.

Miguel Cabrera y Pablo Sandoval empalmaron jonrones consecutivos, y Venezuela consiguió más hits que en sus dos primeros partidos juntos para despedirse el domingo del Clásico Mundial de Béisbol con un triunfo por 11-6 sobre España.

Fue la primera victoria de los venezolanos en el Grupo C, en un partido de trámite ya que ambas novenas fueron eliminadas el sábado.

La ofensiva "Vinotinto" finalmente engranó con 16 inatrapables, tres más que su total en las derrotas ante República Dominicana (9-3) y Puerto Rico (6-3).

"No es un secreto, las cosas no nos salieron bien ofensivamente", señaló Carlos González, quien se fue de 3-2 con una producida. "Aquí no hay más nada que culpar, simplemente las cosas no salieron, no se bateó, no se jugó defensa en el primer partido contra Dominicana".

"Por eso hoy estamos empacando", agregó el jardinero de los Rockies de Colorado.

Cabrera, Jugador Más Valioso de la Liga Americana y ganador de la Triple Corona en 2012, bateó de 5-3 con un kilométrico bambinazo y tres remolcadas, sus primeras carreras producidas del torneo. El inicialista empalmó su jonrón solitario al jardín central en la octava entrada, y acto seguido Sandoval disparó un vuelacerca por el derecho.

Sandoval se fue de 4-2, Elvis Andrus conectó de 2-1 y remolcó dos carreras, y Omar Infante de 4-3 con una impulsada.

Venezuela tuvo que remontar la pizarra ante un equipo formado por trotamundos venezolanos, cubanos y dominicanos.

Los españoles, que llegaron al Clásico al ganar una eliminatoria europea, sorprendieron al abridor venezolano Ramón Ramírez con tres carreras en la misma primera entrada. Paco Figueroa conectó sencillo y el cubano Yuniesky Sánchez lo llevó al plato con una línea al central. El siguiente bateador, el cubano Bárbaro Cañizares, sacudió un vuelacerca por el izquierdo con el primer lanzamiento que vio.

Venezuela reaccionó con seis en la cuarta, incluyendo un sencillo de dos carreras de Andrus y hits remolcadores de Cabrera y González.

"Empezamos bien hoy, contrario a las otras veces, pero tenemos que jugar todo el partido, no se puede jugar solamente la mitad de partido con esta gente", indicó el manager de España, Mauro Mazzotti. "La reglas del béisbol dicen que tienes que evitar un `big inning', y nosotros tuvimos uno con dos outs, con seis carreras. Eso mató las `chances' de nosotros".

España se acercó con dos en la quinta, ambas impulsadas por sencillo de Salomón Manríquez con las bases llenas, pero los venezolanos destaparon la olla con dos en la sexta y tres en la octava, en la que Cabrera y Sandoval batearon de vuelta completa.

El dominicano Engel Beltré, jardinero central de España, descontó una raya con un jonrón solitario en la novena.

Venezuela (1-2) no avanzó a la segunda ronda por primera vez en las tres ediciones del Clásico.

"No jugamos bien, no aprovechamos las oportunidades, no creamos oportunidades para nosotros mismos", analizó González. "Es algo que te da a entender que el béisbol es cada vez más difícil".

España (0-3) se fue en blanco en su primera participación en el torneo, aunque tuvo actuaciones decorosas ante potencias del deporte como los venezolanos, República Dominicana y Puerto Rico.

Ramírez (1-0) consiguió el triunfo con trabajo de cuatro innings, en los que permitió tres carreras, cuatro hits y ponchó a cuatro. El relevista Eddie Morlán (0-1) admitió tres carreras y tres hits, sin sacar un solo out, para llevarse el revés.

Dominicana y los anfitriones se clasificaron a la siguiente etapa en Miami, y se enfrentaban el domingo para decidir el líder de la zona.