CINCINNATI -- Los Rojos pusieron en marcha la cuenta regresiva como anfitriones del Juego de Estrellas 2015.

El comisionado Bud Selig anunció el miércoles que Cincinnati será la sede del clásico de mitad de temporada, premiando los años de perseverencia del dueño de los Rojos Bob Castellini. La ciudad no alberga el Juego de Estrellas desde 1988.

Los Rojos habían buscado la sede desde que se mudaron al Great American Ball Park en 2003. La edición de este año será en Nueva York, seguida por Minneapolis en 2014.

Será la quinta vez que Cincinnati, sede de la primera franquicia profesional del béisbol, sea sede del Juego de Estrellas.

El encuentro se disputó en el Crosley Field en 1938 y en 1953. Los Rojos fueron anfitriones en el Riverfront en 1970, cuando éste tuvo uno de sus finales más memorables. Pete Rose embistió al receptor de los Indios, Ray Fosse, para anotar la carrera de la victoria de la Liga Nacional, por 5-4, en 12 entradas.

En 1988, la lluvia impidió el derby de cuadrangulares un día antes del Juego de Estrellas en el Riverfront.