(Codeson)

SANTO DOMINGO -- Por sexta ocasión en su historia, Hermosillo recibirá la Serie del Caribe en el 2013. Pero esta vez habrá un toque diferente.

La edición 55 del Clásico Caribeño se celebrará en un estadio nuevo en la ciudad sonorense. El presidente de la Liga Mexicana del Pacífico, Omar Canizales, está bien entusiasmado con el proyecto.

"Vamos a tener una gran Serie del Caribe", dijo Canizales en el Estadio Quisqueya de Santo Domingo mientras finalizaba el torneo celebrado aquí. "El gobierno del estado de Sonora está haciendo un gran esfuerzo por montar un nuevo estadio, una inversión importante. Creemos que va a ser muy digno para todos los fanáticos que tenemos en México y en Sonora y, por supuesto, para todos los fans que nos visiten."

La última vez que la Serie del Caribe se celebró en Hermosillo fue en 1997, en el Estadio Héctor Espino. En esa ocasión las Aguilas Cibaeñas de la República Dominicana lograron una apretada y emocionante victoria sobre los Tomateros de Culiacán de México. Dieciséis años después, los mexicanos tratarán de salir airosos en su propia tierra.

Un jugador emblemático de representaciones mexicanas, Karim García, pretende volver a formar parte de la acción en Hermosillo, sede de sus Naranjeros en la Liga del Pacífico.

"Definitivamente, con el favor de Dios pretendemos estar ahí", dijo el jardinero veterano, "y tratar de ganar la Serie del Caribe en nuestro propio país."

La única vez que un equipo mexicano ganó como país sede fue en el 2005, cuando los Venados conquistaron el título jugando en su propio estadio de Mazatlán. Los equipos de la LMP han logrado un total de seis coronas en la segunda etapa de la Serie del Caribe que inició en 1970.

Para la edición del próximo año, los planes de las nuevas instalaciones incluyen una amplia área para diversas actividades alrededor del estadio, con especial atención a un ambiente familiar.

"Nosotros no solamente nos concentramos en el aspecto deportivo, sino también en la posibilidad que nos da de unirnos entre los hermanos países y entre la fraternidad que existe", dijo Canizales. "Vamos preparados para recibirlos tanto en organización como en conceptos."

Agregó Chris Roberson, jugador norteamericano con amplia experiencia en la Liga del Pacífico: "Va a ser como un fan fest (festival de fanáticos). Todo va a ser nuevo. Debe de ser una gran Serie del Caribe."

FANATICADA APASIONADA
El que ha visto la Serie del Caribe conoce bien lo que traen los fanáticos mexicanos al evento cada año. Por supuesto, el festejo será más amplio e intenso en tierras sonorenses.

"Va a ser un poco loco, porque la fanaticada es muy entregada al béisbol", afirmó García.

De su parte, Canizales espera un apoyo masivo de la afición local.

"Todas las Series del Caribe (en México) se han caracterizado por ser muy exitosas, muy animadas", dijo el ejecutivo. "Es una fiesta en todos lados."

En México están listos para recibir a los demás países con los brazos abiertos.

"Van a disfrutar al máximo esa Serie del Caribe", expresó García. "Esperemos que se lleven un buen recuerdo de México cuando estén por allá."