CINCINNATI -- Los Rojos de Cincinnati retiraron el sábado el número 13 del paracorto venezolano David Concepción, con lo que se unió a tres colegas miembros del Salón de la Fama y a quien fuera su mánager en la Gran Máquina Roja en recibir el máximo honor de la franquicia.

Concepción fue reconocido en el diamante y su número fue develado en una fachada de las gradas superiores del estadio, hacia el lado izquierdo del terreno, antes de un encuentro frente a los Marlins de la Florida.

Johnny Bench, Joe Morgan y el cubano Tony Pérez, miembros del Salón de la Fama, estuvieron presentes para el reconocimiento, junto con el mánager Sparky Anderson. Sus números ya han sido retirados por el equipo.

Otros ex compañeros suyos, como Ken Griffey padre y George Foster, también estuvieron presentes en la ceremonia.

La multitud coreó su nombre cuando Concepción, de 59 años, se acercó a un micrófono en el diamante, siendo incapaz de articular palabra alguna al tener que enjugarse las lágrimas. Con voz entrecortada por la emoción, agradeció a su familia y a sus ex compañeros.

"Acercarme al micrófono es la parte más difícil del béisbol para mí", dijo.

El público se puso de pie para ovacionarlo luego de que declaró: "Amo a Cincinnati. Los amo a todos".

Concepción, que en una ocasión lanzó como relevista ante los Dodgers, se puso luego frente al montículo y le envió un lanzamiento simbólico a Bench.

Aunque el número 13 es considerado por muchos atletas como de mala suerte, el venezolano lo eligió en recuerdo de su madre, Ernestina, quien nació en 1913. Ganó cinco Guantes de Oro, participó nueve veces en el Juego de Estrellas, en 1982 fue elegido como el más valioso de dicho juego y fue honrado al ser nombrado capitán del equipo en 1983.

El número de Concepción es el octavo que retiran los Rojos, junto con los del mánager Fred Hutchinson (1), Bench (5), Morgan (8), Anderson (10), Ted Kluszewski (18), Frank Robinson (20) y Pérez (24). El número 42 de Jackie Robinson fue retirado por la directiva de las Grandes Ligas.

Uno de los aspectos más característicos de la Gran Máquina Roja era el constante intercambio de bromas entre los jugadores. En una conferencia de prensa el sábado, sus ex compañeros le recordaron cómo disfrutaban divertirse a costa suya.

"Ustedes me hicieron bromas durante 19 años cuando estuve jugando, y he estado retirado durante 19 años y todavía siguen haciendo bromas a mis expensas", les dijo a sus colegas durante la conferencia de prensa.